Catálogo

Fabricante v

Pedales Shimano / Hay 41 productos.

View :

Pedales Mixtos Shimano SPD M324

37,39 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M520 Negros

26,32 €
Disponible

Pedales Shimano XT SPD M8020 Enduro

72,56 €
Disponible

Pedales Shimano XT SPD M8000 XC

68,80 €
Disponible

Pedales Shimano PD-M530 Negros SPD Para Enduro

26,46 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M520 Plata

36,45 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M520 Blancos

26,32 €
Disponible

Pedales Shimano PD-T421 Trekk Mixtos C/R CLICK'R

41,00 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M-780 Deore XT

52,71 €
Disponible

Pedales Shimano PD-M530 Blancos SPD Para Enduro

26,46 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M-540 Negro

46,62 €
Disponible

Pedales Shimano XT PDT 8000 Trekk Mixtos SPD

65,17 €
Disponible

Pedales Shimano PD A530 Plata Para Carretera

45,37 €
Disponible

Pedales Shimano PD A530 Negros Para Carretera

45,37 €
Disponible

Pedales Shimano 105 PD-5800 SPD-SL Carbon

80,11 €
Disponible

Pedales Mixtos Shimano SPD M324 Sin Calas

37,40 €
Disponible

Pedales Shimano PD R540 Negros SPD-SL

36,73 €
Disponible

Pedales Shimano PD-M424 SPD Para MTB

33,70 €
Disponible

Pedales Shimano

Pedales Shimano

Los pedales son los elementos de la bicicleta que funcionan como...

Pedales Shimano

Los pedales son los elementos de la bicicleta que funcionan como vínculo directo entre el ciclista y el funcionamiento de la bici. Son los encargados de transmitir la fuerza desde las piernas hasta el mecanismo de movimiento. Los pedales de ciclismo son reposapiés que se colocan a ambos lados de la bicicleta y son giratorios. Los pedales giran sobre un eje que se encuentra anclado a la biela. Estos elementos no se mueven hasta que una fuerza los impulsa, en este caso la fuerza de las piernas del ciclista.

Los pedales deben ofrecer una superficie de contacto amplia, cómoda y útil para mejorar el rendimiento del ciclista sobre la bicicleta. Asimismo, deben ser antideslizantes para que no se resbale el pie del pedal durante el ciclismo, independientemente de las condiciones meteorológicas. En caso de que el pie resbale, el riesgo de lesión es mayor. Para mejorar esta característica, se crearon los llamados pedales click con el objetivo de proporcionar un ajuste perfecto y sincronización idónea entre el ciclista y el pedal. De esta forma, la transmisión de energía es más eficiente. Los pedales actuales permiten la libertad de movimiento, comodidad y seguridad como es el caso de los pedales Shimano.

Con el paso del tiempo, el material con el que se fabrican los pedales ha ido cambiando. En un principio, los pedales eran de madera o hierro pero actualmente son de plástico, aluminio y/o fibra de carbono aunque también existen todavía pedales de hierro pero mejoradas sus características.

Tipos de pedales

Existen tres tipos de pedales: pedales básicos o de plataforma, pedales automáticos y pedales mixtos. Los primeros proporcionan una superficie lisa en la que se coloca el pie sin ninguna sujeción. Rotan sobre su eje y se adaptan a la posición del pie. Por su parte, los pedales automáticos disponen de un sistema de fijación para la sujeción del pie al pedal. El enganche no se suelta con un simple movimiento, por lo que garantiza que el pie no se va a mover del pedal y, por lo tanto mejora el rendimiento del pedaleo. El ciclista puede soltar el pie al realizar un movimiento lateral con el mismo.

Por otro lado, los pedales mixtos son aquellos que por una cara son pedales básicos y por la otra son pedales automáticos. Son los que más se ajustan a las condiciones del terreno. Los ciclistas podrán elegir una u otra cara en función de sus necesidades y comodidad. Si necesitan más rendimiento y sujeción, apostarán por los pedales automáticos mientras que si necesitan mayor rapidez en el movimiento de pies, apostarán por los pedales básicos o de plataforma.

En cuanto a las ventajas de cada tipo de pedal, los pedales básicos permiten una liberación más rápida del pie en caso de necesidad. Son muy útiles para los terrenos con muchos obstáculos en los que se requiere equilibrio y, en muchas ocasiones, colocar rápidamente el pie sobre el suelo para no caer. Sin embargo, en este tipo de pedales es más probable que el pie acabe resbalando o moviéndose.

Los pedales automáticos tienen la ventaja de la seguridad en que el pie va a estar completamente sujeto al pedal. Se puede pedalear a mayor velocidad debido a que el movimiento de las piernas no será obstáculo para la posición del pie. Además, estos pedales son más rígidos y ello mejora la eficiencia del pedaleo. El problema de este tipo de pedales es que la liberación del pie del pedal es menos rápida.

Pedales Shimano

El catálogo de pedales Shimano está lleno de modelos para todos los gustos y prácticas, y elegir los más adecuados puede ser la clave para conseguir una experiencia agradable a los mandos de la bicicleta. Shimano experimentó una gran revolución con la llegada de los modelos automáticos, que ayudan a aumentar el rendimiento en un alto nivel gracias a las calas que incorporan.

Los pedales Shimano presentan una gran resistencia al desgaste, por lo que son de gran durabilidad. Si se cuidan y se guardan en los lugares más idóneos para su mantenimiento, los pedales Shimano pueden llegar a durar bastantes años. Aunque si se sufre alguna caída durante la práctica de ciclismo, es probable que la bicicleta sufra lesiones y, con ello, los pedales. En este sentido, se deberán cambiar los pedales o acudir algún taller o tienda especializada para que analice la gravedad de la lesión. De esta forma, se produce un gran aprovechamiento de la energía transmitida a los pedales desde las piernas y se evita su desbaratamiento gracias a la bajada y subida del pie durante el ciclismo.

Por otro lado, los pedales Shimano automáticos son de gran calidad debido a que evitan las lesiones. Este tipo de pedales permite una posición ergonómica eficaz del pie cuando se está pedaleando, haciendo que no se tuerza y quede desestabilizado.

  • Pedales Shimano xt

Si hablamos de pedales automáticos, los pedales Shimano XT son indudablemente un referente en cuanto a calidad y eficiencia en el pedaleo, mejoradas aún más con la versión lanzada en 2016 para el grupo de 11 velocidades, disponibles además en las versiones para Race y Trail.

Esta nueva gama, entre sus principales ventajas, cuenta con un aumento de hasta 3,3 milímetros en el caso de la versión Trail para conseguir un contacto más cómodo entre el pie del ciclista y el propio pedal.

En cuanto a su diseño, los nuevos pedales Shimano XT mantienen la línea de diseño y estética de sus predecesores incorporando un eje más estrecho fabricado en cromo y molibdeno, de alta resistencia y baja aleación, con una estructura en aluminio de gran durabilidad capaz de hacer frente a los trazados y las rutas más exigentes.

  • Pedales Shimano m520

También pertenecientes a la amplia familia de Shimano encontramos los pedales Shimano m520, uno de los modelos más extendidos en la práctica de MTB debido a su particular forma y diseño, a lo que se une un mecanismo de fijación abierto pensado para superar condiciones de barro y otros obstáculos de la vía. 

Más