Catálogo

Pedales / Hay 63 productos.

View :

Pedales Shimano SPD M520 Varios Colores

25,52 €
Disponible

Pedales Mixtos Shimano SPD M324

61,65 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M520 Negros

39,60 €
Disponible

Pedales Shimano XT SPD M8020 Enduro

64,98 €
Disponible

Pedales Shimano XT SPD M8000 XC

78,17 €
Disponible

Pedales Shimano PD-M530 Negros SPD Para Enduro

39,69 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M520 Plata

39,60 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M520 Blancos

39,60 €
Disponible

Pedales Shimano PD-T421 Trekk Mixtos C/R CLICK'R

55,08 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M-780 Deore XT

72,99 €
Disponible

Pedales Shimano PD-M530 Blancos SPD Para Enduro

39,69 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M-540 Negro

59,94 €
Disponible

Pedales Shimano XT PDT 8000 Trekk Mixtos SPD

79,02 €
Disponible

Pedales Shimano PD A530 Plata Para Carretera

57,51 €
Disponible

Pedales Shimano PD A530 Negros Para Carretera

57,51 €
Disponible

Pedales Shimano SPD M-540 Plata Para MTB

59,94 €
Disponible

Pedales Shimano PD R540 Plata SPD-SL

42,93 €
Disponible

Pedales Shimano 105 PD-5800 SPD-SL Carbon

104,49 €
Disponible

Pedales

Pedales Para Bicicleta

¿Qué es una...

Pedales Para Bicicleta

¿Qué es una bicicleta sin pedales? No tendría sentido montarnos en una mountain bike y que nos dispusiésemos de este componente de apoyo para impulsarnos. Los pedales es el vínculo directo entre el ciclista y la bicicleta, que transforman la energía de las piernas en fuerza para empujar y que las ruedas empiecen a girar.

Es fundamental la comodidad del deportista y, por ello, la superficie de contacto del pedal con el pie no debe ser deslizante para evitar lesiones y disponer de mayor libertad de movimiento. A la hora de subirnos a una bicicleta, debemos calzarnos con unas deportivas que se ajusten al tipo de ejercicio que vamos a realizar para que la sujeción del pie al pedal sea más efectiva y el tobillo no se gire. Por ello, la elección del pedal es tan importante como las zapatillas de deportes con las que vamos a salir a hacer ciclismo.

Componentes de los pedales

Todas las bicicletas disponen de dos pedales, uno a la derecha y otro a la izquierda, para hacer menos costoso el ejercicio de fuerza y poder trabajar las ambas piernas al mismo tiempo. Para que los pedales realicen su cometido, giran sobre un eje que se encuentra anclado a la biela. En general, estos reposapiés tienen dos partes: una que es la parte de apoyo y otra que es el eje que sujeta el pedal a la biela.

Los pedales pueden estar fabricados de diferentes materiales. Anteriormente eran de madera o de hierro, pero con los avances tecnológicos podemos encontrar hoy en día pedales fabricados con plástico, hierro, aluminio o fibra de carbono.

Tipos de pedales para Bicicleta

Los pedales de una bicicleta para hacer ciclismo pueden ser de dos tipos: los no automáticos y los automáticos.

-          Pedales no automáticos

Suelen ser metálicos o de plástico. Los más convenientes son los primeros porque las dos caras del pedal son dentadas y garantizan un mayor agarre del pie a la bicicleta. Por su parte, los pedales de plástico son más económicos pero el dentado se degasta más rápidamente y la unión del pedal a la biela es más débil.

Si compramos este tipo de pedales es recomendable  colocar unas rastreras o rastreles de puntera para evitar que se escape el pie cuando realizamos demasiada fuerza. Además, esta incorporación permite colocar la pierna en la posición adecuada y no realizar movimientos que puedan lesionarnos.

La ventaja de los pedales no automáticos es que, por lo general, disponen de la posibilidad de quitar las tapas protectoras y colocar en su lugar unas calas para transformarlos en pedales automáticos.

Dentro de este tipo de reposapiés, existen los pedales freeride que presentan una amplia plataforma cubierta por unos tornillos en ambas superficies que son los encargados de evitar que el pie se resbale. Sin embargo, suelen desgastarse muy a menudo pero los podemos cambiar sin problemas. Los pedales freeride deben ser robustos para minimizar el riesgo de las lesiones y para conseguir que la superficie de la plataforma no sea deslizante y el pie no se resbale. Estos pedales se usan más para el ciclismo más acrobático o en la modalidad de descensos ya que el pie se puede soltar con mayor facilidad sin que nos quedemos pegados a la bicicleta.

-          Pedales automáticos

Son los idóneos tanto para el ciclismo de carretera como de montaña porque nos asegura la sujeción del pie al pedal y no tenemos que preocuparnos por si se resbala. Los pedales automáticos incorporación un sistema de fijación, un enganche, para sujetar el pie y que es muy difícil que se suelte, a no ser que esté en mal estado. Este diseño mejora el rendimiento de pedaleo, sobre todo para los ciclistas habituales o de competición.  Sin embargo, los pedales automáticos pueden dejar el pie en libertad si hacemos un movimiento lateral con el mismo.

Dentro de esta familia podemos encontrar pedales MTB o de carretera. Los pedales MTB más comunes son los de tipo muelle, pletina o elastómeros y un marca de este tipo es la Shimano, Exustar o Ritchey. Este tipo se caracteriza por su dureza en el ajuste y porque son fáciles de usar, y sobre todo, cómodos. Sus inconvenientes es que cuando montamos en bicicleta sobre una superficie de mucho barro no anclan correctamente y tenemos que hacer un sobreesfuerzo. Por ello, no son recomendables para los ciclistas que tengan problemas en sus rodillas.

Los pedales de carretera son más ligeros pero a la vez menos resistentes que los anteriores. Este tipo permite enganchar el pie solo por una parte del pedal, por lo que, la superficie para reposar es más pequeña. La marca Shimano es la más común también para los pedales de carretera por su relación precio-prestaciones y porque presentan un ajuste más duro debido a su muelle.

Los pedales automáticos de carretera aumentan la eficacia del pedaleo y cada vez más ciclistas amateur los incorporan en sus bicicletas. También son los pedales más usados para realizar recorridos largos, pruebas de velocidad o competiciones profesionales. A pesar de proporcionar un ajuste más seguro, son fáciles de anclar y desanclar de nuestras zapatillas de ciclismo.

También existen los pedales automáticos de carretera mixtos que por un lado incluyen el sistema de anclaje y por el otro son pedales no automáticos. Este modelo es muy utilizado por los ciclistas que pasean su mountain bike por la carretera o por dentro de la ciudad para dar un paseo.

A su vez, podemos encontrar  diferentes tipos de pedales de carretera que se adaptan a las necesidades de cada ciclista.

-->     Pedales automáticos carretera de una pieza tipo look. Son pedales que incorporan rodamientos sellados y son normalmente de acero o de fibra de carbono. Un claro ejemplo son los Shimano PD-A530.

-->     Pedales automáticos carretera Speed Play. La cala se incorpora directamente en la zapatilla y son muy ligeros. 

-->     Pedales automáticos carretera para principiantes. Proporcionan un menor ajuste, por lo que, son más fáciles de manejar y de soltar el pie. Los Shimano PD-R540 Light Action son un ejemplo de este tipo de pedales.

Más