Bielas Bicicleta de Carretera 

Mostrando 1 - 30 of 43 artículos

Bielas Bicicleta de Carretera 

Las bielas forman parte del sistema de transmisión de las bicicletas de carretera. Los otros elementos que juegan un papel fundamental en el movimiento de rotación son los platos, los pedales, el eje pedalier, la cadena y los piñones. En las bielas es donde se genera la fuera de tracción. Es decir, las bielas son las encargadas de transmitir la fuerza que ejerce el ciclista a las ruedas para que éstas comiencen a andar. Por ello, son elementos de gran fortaleza y resistencia. Además, el ciclista puede personalizar las bielas a fin de que se adapten de la mejor manera posible a su estilo de pedalear. Aunque al comprar una bicicleta, viene con todo el conjunto del sistema de transmisión, cabe la posibilidad también de comprar las piezas por separado para crear un conjunto de transmisión a medida.

Para los ciclistas expertos, la longitud de las bielas, su peso y funcionalidad son notables a la hora de mejorar el rendimiento. Estas cualidades también afectan a los ciclistas amateur pero son menos conscientes de ello. El manejo más o menos fluido de la bicicleta y la coordinación y aprovechamiento de las marcas depende de las bielas, en cierta medida.

Características de las bielas de bicicletas de carretera

Las bielas más comunes de las bicicletas de carretera son aquellas que están fabricadas de aluminio con el objetivo de aligerar su peso. Las bielas van unidas a la caja del pedalier mediante tornillos o tuercas. Las bicis de ciclismo suelen llevar dos bielas, una al lado derecho y otra al izquierdo. La biela derecha está unida a los platos de la bicicleta, que se suelen montar en grupos de tres, mediante salientes o brazos. Éstos últimos son más rígidos y resistentes. Los platos son los compañeros inseparables de las bielas, sin ellos no podrían funcionar. Los más ligeros son los de fibra de carbono, los más recomendables para el ciclismo de carretera.

El tamaño estándar de bielas es de 170 mm. Pero en el mercado se pueden encontrar de diferentes tamaños para ajustarse a las diferentes disciplinas del ciclismo y a las necesidades y objetivos de los ciclistas. Por ejemplo, las vuelas de 175 o 180 mm serían perfectas para los ciclistas de mayor altura, aportándoles la comodidad que necesitan para mejor el rendimiento sobre la bicicleta. ¿Cómo se mide la longitud de la biela? Para ello se toma la distancia que existe entre el centro del eje pedalier y el centro de los pedales.

Tipos de bielas-platos

Como ya hemos dicho, las bielas y platos no se pueden concebir por separado. Son elementos hermanos que van unidos en las bicicletas de carretera. Por ello, al hablar de tipos tenemos que hacer referencia a la relación entre ambos componentes. Los grupos de plato-biela los podemos encontrar de diferentes materiales, tamaños, pesos, longitud de las bielas, etc. Existen varios para satisfacer las necesidades de todos los ciclistas. Veamos cuáles hay:

-          Un solo plato. Suele estar fabricado con aluminio o acero. Los primeros son más ligeros pero los segundos son más resistentes. La decisión final dependerá de las necesidades de los ciclistas. Este tipo suele incluir el rodamiento interno.

-          Dos platos. Son utilizados por aquellos ciclistas con cierta experiencia con la bicicleta y que ya conocen sus limitaciones. Con solo dos platos y las bielas consiguen hacer majestuosidades con la bicicleta. Eso sí, al ser un número reducido de platos se consigue reducir el peso del total del grupo del movimiento central, por lo que se tendrá más libertad de movimiento.

-          Tres platos. Son los más comunes en las bicicletas de carretera. Permiten desarrollos continuos a la vez que favorecen la marca sin ningún tipo de sobresaltos. Además, este tipo de plato-bielas suelen venir acompañados de la caja pedalier completa e, incluso, integrada.

 

Aspectos a tener en cuenta de las bielas de bicicletas de carretera

A la hora de comprar bielas para bicicletas de carretera o de comprender cuál es su funcionalidad a la hora de hacer ciclismo, debemos tener en cuenta una serie de parámetros. Nos ayudarán a aclarar nuestras dudas y a tomar una decisión certera.

-          Tipos de rodamiento. Hace unos años era suficiente con conocer cuál era el tipo de rosca que llevaba el eje pedalier de nuestra bicicleta para saber qué tipo de bielas eran las adecuadas. Sin embargo, actualmente se han añadido dos cuestiones más. Por un lado, tenemos que prestar atención a los rodamientos que están directamente encajados en el cuadro. Por otro lado, los rodamientos que se encuentran en el interior de una funda de plástico, que es la que ahora se introduce a presión en el cuadro de la bicicleta.

-          La anchura de la caja pedalier. La caja pedalier es un elemento clave en lo que a las bielas de bicicleta de carretera se refiere. Es donde van encajados estos componentes. Hasta hace unos años, la anchura de esta caja pedalier tenían una medida estándar de 68 mm. Pero los fabricantes han dado un paso más. Han apostado por la tendencia de ensanchar las cajas. Por eso, ahora las podemos encontrar de 79 mm, 86 mm o 90 mm.

-          Diámetro del eje. Existen dos dimensiones estándar. Por un lado, está la medida de 24 mm que es la más común para las bicicletas de carretera. Las podemos encontrar de muchos fabricantes. Y por el otro lado, están los ejes de 30 mm. No obstante, es posible conseguir otro tipo de medidas en el mercado.

-          Compatibilidad. Lo ideal es contar con bielas que estén adecuadas a cada sistema de cambio. Sin embargo, tenemos la posibilidad de mezclar sistemas para que la bicicleta se ajuste mejor a las condiciones de cada ciclista. Varias marcas cuentan con un amplio catálogo de cajas pedalier, rodamientos y adaptadores. Si apostamos por esta combinación, tenemos que estar seguros que todos los elementos encajan a la perfección y son compatibles.

Scroll